50 camionetas blindadas de los Zetas intentaron apoderarse de Querétaro







Querétaro, Querétaro.- México es famoso por la impunidad con la que son tratados los líderes de grupos delictivos como los cárteles, esta semana la ciudad de Querétaro estuvo a punto de ser tomada por 50 camionetas repletas de zetas, con órdenes de tomar el estado, y con decenas de hombres de este cartel armados “hasta los dientes”.
 
El “secreto a voces” de esta capital es que el narco tiene un “pacto” para jamás atacarla, ni que se cometan grandes crímenes, sólo la venta y el paso de droga, además de que los familiares de muchos líderes de estos carteles viven ahí en lugares como San Juan del Río, Jalpan, Tolimán y la capital queretano.

La “Federación de Carteles” en 2008 pactó en Monterrey Nuevo León en la “Narco Cumbre”, que Tlaxcala y Querétaro quedaban libres de ser atacados por cualquiera,  pues los ranchos o fraccionamientos de lujo están ocupados por familiares y miembros del Cártel de los Beltrán Leyva, además del famoso cartel de Juárez.

El portal “Tamaulipaszona de guerra” subió un artículo a sus redes que asegura “la orden estaba dada, sicarios se concentraron cerca de la capital en una pequeña población, que por seguridad de los habitantes evitaremos mencionar su nombre, aproximadamente y de manera desmesurada 50 camionetas repletas de Sicarios salieron de su base con rumbo a la capital Queretana, pero un pitazo alerto a las autoridades municipales, estatales, y federales”.

Tenían órdenes de desaparecer desde a familiares de los capos más buscados del país, hasta vendedores de drogas, pero… al final una llamada cambió que Querétaro fuera un estado en disputa y lleno de violencia. 

Lo que paso fue lo siguiente:  en la desviación hacia San Miguel de Allende ya los esperaban fuerzas federales “fuertemente armadas esperando lo peor de lo peor una violenta reacción del comando de Zetas", lo cual nunca paso gracias a que un funcionario de alto nivel del gobierno habló  con los líderes de este cártel Zetas, les notificó que ya sabía de sus intenciones, y que si no le hacían caso, las consecuencias serían lamentables para su bando, ya que se encargaría de exterminar a todo su Cartel, y no lo haría sólo usaría al “Gobierno Federal y la Federación (Carteles Unidos) que de por sí ya estaban más que unidos, para terminar con ellos de una vez por todas”, explica el reportero en el artículo antes mencionado.
 
Las fuerzas retrocedieron y los queretanos no estuvieron conscientes de que tan cerca pudo haber estado su final, la entidad sigue como si nada, pero no las autoridades que desde el incidente resguardan a las afueras del estado. 




Escrito por: Viridiana Santana