Obispo retirado confesó la verdad: "El infierno es una fantasía y un negocio de control de la iglesia"





Diseño fotografía: mundodesconocido.es

John Shelby Spong, sacerdote retirado de la Iglesia Episcopal nacido en 1931 y teólogo cristiano liberal, además de autor, quien hace un llamado a los replanteamientos del pensamiento cristiano para alejarlo de las doctrinas tradicionales, afirmó en una entrevista para televisión que el Infierno es una fantasía de ficción producida para controlar a la gente.

“No creo que el infierno exista, personalmente creo en la vida después de la muerte, pero nada tiene que ver con el castigo o la recompensa. La religión desde siempre ha sido un negocio de control. Estas cosas no suele entenderlas la gente.”

Dijo que la idea de culpabilidad en la que se basa la idea del inferno es una herramienta de que genera negocios. “Si usted coloca un cielo como recompensa a su bondad y un infierno como lugar de castigo, entonces comienza a tener un cierto control sobre la población. Crear un lugar lleno de fuego ha aterrorizado literalmente a un montón de gente en la historia del cristianismo; esto forma parte de una táctica de control.”

Este control se basa en el terror y por medio de él la Iglesia mantiene a la gente dominada y le impide la verdadera libertad personal, a la que apeló.

 “A la iglesia, no le gusta que la gente crezca, porque no se puede controlar a los adultos. ¿Qué necesitas para crecer? Pues aceptar tus propias responsabilidades en este mundo por ti mismo.”

Sus ideas críticas acerca del Infierno y el cielo se encuentran contenidas en su libro “Vida eterna, una nueva visión más allá de la religión, más allá del teísmo, más, allá del Cielo y el Infierno”.



Escrito por: Alexander Garín Rojas