Header Ads

De día era Pastor evangélico y en las noches encabezaba una organización criminal






El Salvador.-  Nadie imaginó que el pastor Marvin Adaly Ramos Quintanilla fuera en verdad el líder de una pandilla violenta y criminal como Los Mara Salvatrucha.

Salió de prisión hace tres años y su vida pareció dar un gran cambio al trabajar como asesor comunal, emprender un negocio de venta de autos usados y unirse a la iglesia evangélica, en la que incluso estudió para volverse pastor.

Sin embargo, según las autoridades, esta vida era solo una fachada y usó su posición de pastor para entrar a las cárceles a visitar cabecillas de la pandilla y planear actividades criminales.

La fiscalía federal identificó al pastor como cerebro financiero de la Mara Salvatrucha (MS-13), cuya peligrosidad es de alto nivel en El Salvador. “Identificamos los verdaderos cabecillas a nivel nacional del MS, sobre lo cual, se ha girado órdenes (de captura). El día de ayer ordené 120 órdenes de captura contra la MS. De los ocho cabecillas principales hemos capturado cinco cabecillas principales incluyendo el financiero de la MS”, dijo el fiscal Douglas Meléndez al referirse a Ramos Quintanilla, conocido dentro de la Mara como “Piwi”.

El arresto del pastor se da dentro de un esfuerzo de las autoridades por reforzar la seguridad en las fronteras, ante el crecimiento del crimen organizado, el tráfico de armas y personas y las pandillas.  

En su papel de falso pastor, Ramos Quintanilla llegó incluso a hacer campañas de beneficio para la Mara Salvatrucha en los medios de comunicación.

Además del pastor, otros 52 dirigentes de la organización criminal fueron detenidos, habiéndose así dado un golpe contra cinco de sus ocho principales cabecillas.



Escrito por: Alexander Garín Rojas