Header Ads

La Fundación Michou y Mau denunció a Javier Duarte, por robarse equipo médico para niños quemados




Ciudad de México.- El maguísimo Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, sigue presumiendo de sus trucos de necromancia: ahora ha desaparecido del inventario del HGR un equipo para niños quemados, según ha denunciado la Fundación Michou y Mau.
La titular de la fundación, Sendel de Lemaitre, explicó que el equipo fue donado durante el sexenio de Fidel Herrera Beltrán al hospital de Alta Especialidad de Veracruz. 

La asociación siempre se ha preocupado por la oportuna atención de las víctimas del fuego, sin embargo los únicos perjudicados en este hecho de corrupción es la ciudadanía pues ya no se sabe ‘dónde quedó la bolita’. 

Lemaitre explicó que el equipo de atención a quemados tiene un costo de 3 millones de pesos: “Es un equipo para el hospital que se requería, que yo solicité, que se le entregó al Hospital Regional o General y estuvo funcionando dos o tres años y de pronto el piso de atención a quemados se convirtió en bodega”, acusó

Además denunció el desarme de sala de atención y que la sala de cirugía se convirtió en el negocio de los doctores: “El quirófano que nada más se puede usar para los niños quemados estaba siendo utilizado para hacer cirugías plásticas de los doctores”. 

Y siguiendo con la cadena de corrupción, el gobierno de Javier Duarte también le debe a la fundación Michou y Mau el pago de traslados de niños quemados fuera de Veracruz; esta deuda ya asciende a un millón 800 mil pesos y no se ve para cuando. 



Escrito por: Diego Velázquez R.