Header Ads

Menor de edad mató a su novia de 11 años por celos, pero nunca pisó la cárcel



Monclova Coahuila.- Javier Olaguer, apodado, “El demonio”, entonces de 13 años, mató a su novia de 11 años de 30 puñaladas el pasado 21 de abril. Actualmente está internado en un Centro de Salud Mental.

Ese día el joven llegó muy drogado, pues era adicto a diversas sustancias, acostumbrado como estaba a vivir en la calle. “Todo explotó en mi cabeza”, recuerda.

Así lo informó el diario el Universal, salió libre debido a su incapacidad mental y su edad, y no puede creer que no tenga que ir a la cárcel por ese hecho. Pasa de la desesperación a la depresión.

El 11 de mayo pasado cumplió sus 14 años en el área de Paidosiquiatría de ese centro de salud.

En caso de llegar a salir de allí quiere ir a la iglesia, dejar las drogas, trabajar y estudiar, además de ayudar a otros niños con su experiencia. “Todas las noches me pongo a orar, no sólo por mí, sino por toda mi familia, por todo lo que hice mal”.

Padres de otros niños internados en el mismo Centro de Salud Mental se manifiestan inconformes con la presencia de un “asesino” entre ellos.

Allí recibe su tratamiento de cinco pastillas diarias para el control de sus impulsos en “Pienso por qué no me duele, como si fuera normal para mí; no sentí nada cuando la vi ahí, sólo dije: ‘Ya la cagué’, y me fui, pensé que me iban a meter al bote”, recuerda el chico. En el Centro de Salud se dedica a dibujar 

Su cuerpo luce varias marcas de cigarrillos y las iniciales BPL, el nombre de su pandilla Barrio Payasos Locos.
 
Javier fue encuentra en este lugar  por un acuerdo entre autoridades de Monclova y su madre, así como por orden de un juez especializado en justicia para adolescentes.
Javier no entró a un tutelar a causa de su edad, pues allí solo van los mayores de 14 años, pues el artículo 18 constitucional establece que las personas que hayan cometido un delito y que sean menores de 14 años no pueden ser sujetos de ningún tipo internamiento.


 
Escrito por: Alexander Garín Rojas