Header Ads

Así terminaron los animales de los circos, gracias a la ley incompleta del Partido Verde





Ciudad de México.- A un año de que los animales fueran sacados de los circos, la Semarnat no sabe en qué condiciones se encuentran; aunque la verdad es que muchos se están muriendo de hambre y otros viven enjaulados; viven peor que cuando daban espectáculo.
Tal como se temía, la ley impulsada por el Partido Verde Ecologista de México quedó cortísima para proteger los derechos de los animales. Faltó un programa o plan que salvaguardara la vida de las especies. 
En su momento, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales no obligó a los dueños de circos a informar del destino preciso de mil 91 ejemplares registrados hasta 2014; solo notifican nacimientos y muertes. Además, según la Dirección General de Vida Silvestre dijo que han muerto 396 ejemplares; los números de asociaciones civiles por otro lado asevera que son dos mil los animales muertos.
El destino de los ex cirqueros es estremecedor. Se reporta que de las 396 bajas, solo 11 han sido por muerte y 280 al aprovechamiento de partes; es decir ejecutados por sus partes como la piel, cuernos y patas. 
Pasaron a manos de traficantes y la mayoría son tapetes o adornos de habitaciones. Gracias PVEM. 
Los dueños de circos no saben qué pasó con sus animales, pues ni la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) ni la Semarnat se ponen de acuerdo en a quién toca llevar las cifras. 
La ley acabó con todo el negocio: sin el público se vaciaron las carpas, algunos vendieron sus camiones, animales y quebraron. El entretenimiento familiar acabó repercutiendo en familias de circos, a proveedores, a artistas; el lado animal no era la única tragedia.


Escrito por: Diego Velázquez R.