Header Ads

Las parejas homosexuales son mejores padres y madres, así lo confirma un estudio reciente





Un estudio científico de la Universidad de California en Los Ángeles demostró que las parejas homosexuales son igual de buenos que las parejas heterosexuales, concluyendo que no son ni mejores ni peores, luego de un seguimiento a los hijos adoptados.

En la investigación se compararon niños y niñas adoptados de un orfanatorio por parejas heterosexuales y gays: un total de 82 niños del los cuales 22, con un promedio de cuatro años, fueron adoptados por familias homoparentales.

La primera evaluación tuvo lugar a los dos meses de la adopción; la segunda a los dos años.

Aunque ya se habían realizado estudios en este sentido, este estudio fue particular porque los niños adoptados por las parejas homosexuales tenían factores negativos externos como nacimiento prematuro, exposición prenatal a sustancias nocivas, abuso, negligencia, etc., en tanto que los niños de las parejas heterosexuales no tenían tales desventajas.

Los niños en ambas familias desarrollaron sus capacidades cognitivas y su coeficiente intelectual, además de presentar niveles estables de comportamiento, por lo que resultaron beneficiadas con la adopción.

Se evaluó que el bienestar de los niños adoptados por parejas gays era igual al de los adoptados por parejas heterosexuales, siendo lo lógico que se esperaran problemas en los casos de adversidad externa, los cuales no se presentaron.

Por lo que la coautora del estudio, Letitia Anne Peplau, concluye: “No existen bases científicas para discriminar a las parejas gay y lesbianas”.


Escrito por: Alexander Garín Rojas