Header Ads

Maestros de la CNTE expulsaron a su compañero de la escuela por no unirse al paro




Crédito fotografía: Yadira Sosa / Diario el Imparcial


Oaxaca, Oax.- Octavio Estrada, el profesor que durante el paro indefinido de la Sección 22 del magisterio dio clases desde el 15 mayo, fue reprimido por su propia institución, la escuela primaria Leona Vicario, al cerrarle las puertas y ya no permitirle dar clases en este nuevo ciclo escolar.

Por órdenes de la directora Dositela Díaz Narváez, el intendente le impidió el paso, pues ya había un remplazo para él.

Se trata del maestro que fue  felicitado por el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, por no abandonar las necesidades de los alumnos. Pero el resto de sus compañeros de trabajo lo tiró de traidor.

El profesor ya llevaba trabajando allí por casi una década.

Aún no sabe en qué escuela será reasignado, pues en otras escuela hay resistencia a tenerlo en sus aulas.

Anquen el profesor había tenido apoyo de los padres, la directora condicionó la inscripción de sus alumnos a que sus padres firmaran un documento donde se estaba de acuerdo con su cambio de escuela.

El profesor es diabético y ha tenido 13 operaciones por diversos padecimientos. Pero se mantiene firme en sus convicciones y en su vocación docente, aunque no sea en la escuela donde educó a tantos niños.

El hostigamiento por parte de los profesores disidentes sigue. Hace unos días recibió más amenazas: “Me dijeron charro y gritaron que me agarraran como si yo fuera un delincuente…todo por hacer lo correcto”, contó el maestro.                                                          


Escrito por: Alexander Garín Rojas