Header Ads

Muere niña de 10 años de hambre, huérfana de madre, su cuerpecito no resistió más la pobreza






Mazatlán, Sinaloa.-La madrugada de ayer, una niña de 10 años, cuyo cuerpo parecía mas bien la de un a bebé de 18 meses, murió a consecuencia de la pobreza extrema. La niña no podía mantenerse en pie y era víctima de carencias de alimenticias y de salud. El caso fue informado por el periódico Noreste.

Paula María Castañeda Flores logró sobrevivir todo este tiempo al cuidado de sus hermanos. A causa de dificultades para respirar fue internada por su padre, albañil y pepenador del basurero, en el Hospital General de Mazatlán, en donde un paro cardiaco acabó con su vida

Su pronóstico no era nada favorable, pero logró mantenerse estable los últimos días gracias a los cuidados que le prodigaron. El apoyo de la sociedad que conoció su caso por el periódico no se hizo esperar. La gente tenía esperanza de que poco a poco se recuperara, incluso se le estaba dando terapia motriz, cuando sorprendió con su muerte.

Todas las fotografías son proiedad del Diario el Noroeste




Los médicos informaron que por su severa desnutrición y deshidratación tenía el desarrollo físico y mental de una niña de meses. No hablaba  y presentaba una gran debilidad. En su casa recibía de comer precariamente y casi no la bañaban. Vivía en un hogar de lonas y tablas, si agua ni luz ni puerta.

Su hermano mayor abandonó la escuela para cuidarla. Le daba sus vueltas varias veces al día pero tenía que salir y dejarla sola para ir a hacer mandados para conseguir de comer. De este modo, la niña pasó a depender casi por completo de su hermano.

Al morir, su caso trascendió en toda la sociedad de Mazatlán que lloró su muerte. Hasta políticos y empresarios se informaron del caso. La marginación cobró una vida llena de miseria, abandono y desesperanza.



Escrito por: Alexander Garín Rojas