Header Ads

Campesinos lograron producir verduras gigantes, sospechan de la ayuda de extraterrestres






Valle de Santiago, una localidad del estado de Guanajuato, a cuatro horas del Distrito Federal, se hizo famosa en décadas pasadas luego de que un humilde campesino de 70 años lograra cultivar verduras como nabos, coles y lechugas de dimensiones gigantescas.

El suceso llamó la atención internacional, al drado de que en el sembradío del agricultor de grabaron programas televisivos como “¡Aunque usted no lo crea!”, “En busca de lo desconocido” y  México mágico”. El lugar fue visitado por expertos en temas misteriosos como Pedro Ferriz Santacruz, Salvador Freixedo, Juan José Benítez, Fernando Jiménez del Oso, Sixto Paz y otros.

Las acelgas cultivadas medían de 1.50 a 1.85 metros, las coliflores y repollos pesaban hasta 43 kilogramos, las cebollas tenían el tamaño de la cabeza de un niño y los rábanos pesaban 20 kilos. A veces una sola verdura tenia que ser cargada por cuatro personas.






Aconsejado por un fotógrafo aficionado a lo paranormal, el agricultor José Carmen dijo a la sociedad que la “fórmula secreta” de sus cultivos provenía de enseñanzas extraterrestres

Según él, las verduras creían así porque eran sembradas de acuerdo a un día y horas particulares, gracias a la magia de la astrología.

Arredondo entró en contacto con la Secretaria de Agricultura y Recursos Hidráulicos y le propuso crear un parque nacional, así como una escuela de agricultura allí, donde se aprovechara la supuesta técnica.


Al realizarse un experimento agrícola, se comprobó que la supuesta tecnología extraterrestre era un fraude, pues el volumen de las hortalizas era pura agua. 

De este modo, una col de 45 kilos tenía distribuidos los mismos nutrientes que una col normal, por lo que no podría servir como alimento, ya que una persona que se alimentara con estas verduras moriría de hambre, aunque no de sed.


 
Escrito por: Alexander Garín Rojas