Header Ads

Ingeniera bioquímica mexicana crea linea de antisépticos y desinfectantes que ayudan a detener pandemias






La ingeniera bioquímica industrial mexicana Gabriel León, fundadora de Gresmex, es una gran innovadora mexicana creadora de antisépticos y desinfectantes tan poderosos que sirven para detener pandemias. Sus productos para matar virus, bacterias, hongos, gérmenes, esporas, microbacterias y tripanosomas, son de tal alta efectividad, sin dañar el planeta, que ha recibido la llamada de Barack Obama y Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional, para concertar encuentros y reconocer su labor empresarial.

La reunión con Obama la tuvo en 2013 durante su visita a México. “De entrada uno no se la cree, es muy motivante porque te das cuenta del alcance de tu producto”, reconoce la empresaria. Con el caso de Lagarde, la contactaron por medio de la oficina de Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público de México. “No sé como cómo supo de mí. Cuando platiqué con ella, me dijo que esta molécula sería un parteaguas para la humanidad”, comenta.

La empresaria inició sus investigaciones en nanotecnología en 2008. Actualmente su compañía es la más grande del mundo en su área, produciendo 2,300 litros de nanopartículas al año, lo cual se convierte en toneladas de a producto acabado.

El origen de sus innovaciones se da cuando su hijo enfermó de rotavirus, estando a punto de morir. Buscó con varios proveedores alrededor del mundo pero no encontró materias primas que pudieran amatar los gérmenes. Esto la llevó a idear un producto que estuviera adicionado con alguna molécula que pudiera darle un valor agregado.

La nanopartícula llamada Nbelyax tiene un poder bioselectuvo, eliminando únicamente agentes patógenos y dejando células sanas con vida; ésta es usada por Gabriela en sus productos, tanto caseros, bucales, como agrícolas.

De este modo ella ha ayudado a contener la pandemia del ébola en África, mandando antisépticos y desinfectantes.

Por medio de sus desinfectantes ha ayudado también a salvar la vida de muchos pacientes cuyos peligros al ser intervenidos están más en los riesgos de infección post operatoria. Por ejemplo, en el Hospital de Pediatría Dr. Silvestre Frenk Freund, “con una sola aplicación pudimos reducir 93% de la carga microbiana. Durante los cinco días siguientes llegamos al 98%. Fue una experiencia espectacular.” 

De este modo logró salvar a varios niños que llevaban meses internados por infecciones. Esto es muy importante en México, donde hay más muertes por infecciones intra-hospitalarias (44,028) que homicidios (23,063) y muertes por accidentes automovilísticos (15,847) juntos, de acuerdo la Organización al INEGI. 

Su próximo producto es un gel lubricante vaginal que servirá como prevención contra posibles contagios de papiloma y VIH. 


Escrito por: Alejandro Rojas