Header Ads

La sal del "Himalaya" es la sal más pura del mundo, cura más de 13 enfermedades






Se ha descubierto que la sal del Himalaya, que data de unos 250 millones de años, es la sal más saludable del mundo del mundo. Además de que cura ciertas enfermedades, no aumenta la presión ya que, a diferencia de la sal refinada, se metaboliza más rápidamente.

Al contener 84 elementos presentes en nuestro cuerpo, proporciona todos los minerales escánciales. Algunos de estos son: sodio, calcio, magnesio y hierro, necesarios para un metabolismo adecuado.

Todavía en la actualidad la gente la extrae manualmente de las cuevas del Himalaya, la seca naturalmente al sol y luego la envasa en bolsas especiales que conservan su pureza.
Esta sal debe usarse en cantidades muy pequeñas, ya que tiene un sabor muy intenso.
Históricamente se le consideró de gran valor, por lo que en la antigüedad fue llamada “oro blanco”.

Algunos de los beneficios de esta sal son: evita la deshidratación del organismo, ajusta el nivel de electrolitos del cuerpo, regula el nivel de azúcar en la sangre, ayuda a regular los procesos digestivos, equilibra el PH de las células, previene el envejecimiento, ayuda  la salud de las vías respiratorias, fortalece los huesos, especialmente de los niños en desarrollo, mejora el funcionamiento del hígado y los riñones, desintoxica la sangre, combate dolores de garganta en gárgaras, previene el asma y mejora los niveles de energía del cuerpo.

Para el acné y erupciones es excelente. De igual modo para combatir hongos en los pies, remojándolos en agua salada. Como exfoliante es adecuado, usándose con agua tibia por las mañana dos veces por semana. Al enjuagarse, la piel quedará más suave, lisa y nutrida.

También se puede usar en los poros de la nariz con agua tibia para aliviar la sinusitis.
Para infecciones de oído una solución de agua salina ayudará a limpiar, desinflamar y contrarrestar los microbios.



Escrito por: Alexander Garín Rojas