Header Ads

Pequeño orangután huérfano estuvo encadenado durante 1 año por un malvado hombre




Fue rescatado un pequeño orangután de un estrecho pasaje entre dos edificios donde vivió durante todo un largo año, encadenado del cuello. Para dormir, se abrazada a si mismo.

El animal fue bautizado como Mingky.

El rescate inició cuando miembros de Orangutan Information Centre (OIC) informaron de la localización del primate, el cual se ubicaba entre dos paredes en una  remota aldea en Aced, en una isla de Sumatra, en Indonesia.

La asociación informó por Facebook que “El orangután habría estado sufriendo siempre”, pues era mal alimentado con arroz y sobras de frutas, estaba desatendido, sufría las inclemencias del tiempo y estaba privado de su libertad.

Los rescatistas suponen que el orangután debió haber quedado huérfano en el bosque, donde fue encontrado por cazadores, quienes lo entregaron al hombre que lo tenía cautivo. El animal era usado para el entrenamiento de la familia.

El hombre que lo poseía no fue procesado, pues el animal fue capturado por otra persona.
Tras su rescate, Mingky quedó al cuidado de la asociación, la cual lo ha puesto en cuarentena para luego enviarlo a un programa de rehabilitación con el fin de volver a insertarlo en su hábitat natural.







Escrito por: Alexander Garín Rojas