Header Ads

Violador de Veracruz no quiere ser extraditado a México, teme que lo violen los presos






España.- Diego Cruz Alonso, uno de los Porkys acusados de violación en el caso Daphne de Veracruz, cambió su apariencia con el fin de no ser reconocido. Sus rizos sueltos rubios dieron lugar a un pelo negro, corto lacio y peinado, y también empezó a usar lentes de pasta.

Su padre había señalado en abril que su hijo no había huido del país sino que se encontraba en  Bilbao España, haciendo un trámite escolar.

El 10 de junio, Cruz Alonso fue detenido en Madrid, al ser identificado a causa de la alerta emitida por la Interpol. Para no ser arrestado, el joven fingió tener otra identidad.

El día de hoy, esposado, en la sala de Audiencia Nacional de España, declaró sobre el caso en el que está involucrado junto con otros cuatro jóvenes, apodados “Los Porkys”.

En la audiencia se mostró nervioso y sumiso. Al final de ella no pudo contenerse y cayó en llanto. Se negó a ser extraditado y alegó que toda la acusación es una “elaborada extorsión” del padre de Daphne.

El juez Ismael Moreno, en su auto judicial, subrayó el hecho de que el joven abandonó México a pesar de tener un proceso judicial por “hechos muy graves” y negarse a entregarse a las autoridades cuando rechaza su implicación en los delitos que se le imputan.


Escrito por: Alexander Garín Rojas