Header Ads

Científicos de Escocia logran desarrollar un corazón artificial y salvaría millones de enfermos






Abertay, Escocia.- Científicos de la Universidad de Abertay, en Escocia, crearon corazones que laten por sí mismos, específicamente para encontrar una cura a la hipertrofia cardiaca, una enfermedad que puede causar la muerte súbita. Fueron desarrollados a partir de células madre. Miden tan solo un milímetro de diámetro y tienen una frecuencia de 30 pulsaciones por minuto.

Este cultivo de corazones viene a dar continuidad a estudios anteriores que tienen como meta poner fin a las muertes por complicaciones cardiacas. Además, ya fueron probados introduciéndoles enfermedades para simular situaciones reales. Una vez enfermos, fueron tratados con químicos para evitar que sufrieran mayores daños.

A pesar de que ya habían sido cultivaos corazones humanos con anterioridad, ésta es la primera vez que se les induce una enfermedad con fines experimentales indicó Nikolai Zhelev, profesor que dirige la investigación.

"La hipertrofia cardiaca puede ser hereditaria, causada por enfermedades como la diabetes, o por la práctica excesiva de ejercicios. La enfermedad hace que el músculo del corazón se endurezca, y reaccione espesando la sangre del rededor, lo que hace difícil que el organismo continúe bombeando sangre al resto del cuerpo", explicó el profesor.

Con el fin de llevar  cabo investigaciones más precisas, fueron probados diferentes compuestos en los corazones, algunos de los cuales no habían sido aplicados en seres humanos.

Los científicos se sorprendieron de que estos compuestos ensayados tuvieran efectos secundarios tales como aumento de la frecuencia cardiaca o cese de las palpitaciones. Por medio de este tanteo, se busca encontrar compuestos con mayor eficiencia.



Escrito por: Alexander Garín Rojas