Header Ads

Dirigente del PRI ayudó al ex gobernador de Chihuahua a desaparecer varios miles de millones...






Ciudad de México.- Mientras el presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Ochoa Reza, ondea la bandera del combate a la corrupción, puede que se queme él solito por andarle moviendo al aceite. 

O tal vez ya se le olvidó que ayudó al ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, a desfalcar al erario de aquel estado cuando era Director General de la Comisión Federal de Electricidad. 

El convenio que firmó Duarte con Ochoa Reza para regalar energía eléctrica, previo a las elecciones en Chihuahua que finalmente perdió el PRI no fue sino una simple y llana deuda por mil 300 millones de pesos. 

Inclusive, el Secretario de Hacienda de Chihuahua, Arturo Fuentes Veles, aseguró que la pasada administración ocultó deudas, creo y contrató empresas sin acreditar la entrega de bienes o servicios; además aceptó que, entre otros compromisos, concretó uno con la CFE por mil 300 millones de pesos. 

En ese momento Enrique Ochoa era el director de la Comisión de Electricidad, nombrado por Enrique Peña Nieto quien solapó en 2015 este desfalco financiero a la entidad; asimismo es cómplice el entonces titular de la Secretaría de Hacienda, Luis Videgaray Caso, quien debió vigilar el comportamiento de las finanzas en la entidad. 

En total, el estado reporta un desfalco por 7 mil 200 millones de pesos, cifra superior a los 42 mil millones de pesos de deuda pública que ya reporta la entidad. 



Escrito por: Diego Velázquez R.