Header Ads

Dirigente del PRI pide borrón y cuenta nueva por la corrupción de los gobernadores






El líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, reconoció que en los casos de corrupción de Veracruz y Sonora se debió haber actuado antes, pues las autoridades habían identificado el problema oportunamente. Pidió “borrón y cuenta nueva” y aseguró que ahora su partido escogerá mejor a sus políticos.

Estas declaraciones fueron hechas durante un encuentro con jóvenes en Aguascalientes.

Sin embargo no se refirió a los casos de ex gobernadores César Duarte de Chihuahua y Jorge Borge de Quintana Roo.

Ochoa volvió a exigir que la PGR cumpla con la orden de aprensión que hay contra el gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte. “Que los corruptos terminen en la cárcel, que se incauten los bienes que fueron producto de la corrupción, que se regresen esos bienes y el dinero al pueblo de México”, dijo en torno a este caso.

Tras pedir el olvido para los actos de corrupción de los ex gobernadores de su partido, afirmó que su partido iniciará una nueva etapa, donde los militantes serán trasparentes y rendirán cuentas.

“También analizaremos y exigiremos las investigaciones correspondientes para los casos en donde militantes de otros partidos políticos le falten a la ciudadanía con actos de corrupción”, dijo, refiriéndose al caso del ex gobernador panista Guillermo Padres, de Sonora.


Escrito por: Alexander Garín Rojas