Header Ads

El hijo menor de Bob Marley quiere usar la cárcel de Estados Unidos para producir marihuana





Damian Marley, el hijo más pequeño de Bob Marley, ícono de la cultura rastafari trae en manos un proyecto para convertir una antigua prisión en una planta productora de marihuana.

En conjunto con Ocean Grown Extracts, Marley planea utilizar la cárcel para sembrar, extraer y empacar cannabis con fines medicinales, en un estado, California, donde la regulación del mercado de la marihuana medicinal reportó ingresos de 600 millones de dólares el año anterior.

El joven Marley reconoce que fuma desde pequeño y que lo hace diariamente. Para él es un sacramento religioso que es parte importante de su cultura. Además, consideró que las regulaciones jurídicas de la marihuana van por buen camino.

“El que ya no sea ilegal es de las mejores cosas que me pasaron. Además de los negocios de los que hemos estado hablando, el simple hecho de tener un porro y saber que no voy a pasar la noche en una celda es lo mejor que me pudo pasar. Ser parte de esta industria y saber que ese dolor de cabeza ya desapareció”, comentó.

Dijo que convertir una prisión, donde probablemente hay gente que está allí por fumar marihuana, en una industria que da trabajo, es algo muy simbólico y significativo que hablar por sí solo. Un sueño  para los que han estado luchando por su legalización.

En cuando a los nuevos consumidores de mariguana, Marley los alentó a mejor comerla que fumarla, ya que así es más saludable. Reconoció que fumar es nocivo, se fume lo que se fume.


Escrito por: Alexander Garín Rojas