Header Ads

En este país tener mucha panza es sinónimo de belleza y sensualidad, las mujeres caerán rendidas





Un vientre enorme, hinchado y lleno de grasa: éste es el prototipo de belleza masculina en la tribu body de Etiopía.
No se trata de ser gordo, sino panzón. Se puede tener el cuerpo esbelto, pero la panza prominente, como si el hombre estuviera embarazado: eso lo que cuenta a los ojos de la sociedad. Por cierto, los hombres van desnudos por la vida.
Aunque no es nada cómodo para ellos llevar esas panzas, y les trae muchos problemas en la vida diaria y en la salud, todos los hombres desearían hace crecer sus panzas para atraer a las mujeres.
Los body son un pueblo tranquilo que vive del ganado vacuno. Casi no conocen la agricultura y los granos que necesitan los compran en otros lugares. Solo últimamente han decidido sembrar un poco. 


 Sin embargo, rara vez comen la carne de una vaca, pues su alimentación consiste sobre todo en la leche y la sangre. Para obtener la sangre, se les perfora un vaso sanguíneo. Luego de llenar copas con ella cierran la herida con arcilla. Como la sangre es muy preciada, cuando matan a un animal, no lo cortan sino que le golpean la cabeza con piedras grandes para que no derrame una sola gota.
Es precisamente el consumo abundante de leche y sangre lo que hace que los hombres engorden de esta manera. No consumen nada más.

Cada año los hombres de vientre prominente celebran en público una fiesta, para lo que se preparan seis meses poniéndose en engorda. En ella participan adultos y jóvenes por igual.


Escrito por: Alexander Garín Rojas