Header Ads

Los famosos condimentos artificiales son un verdadero veneno para el cuerpo






Los condimentos artificiales que se venden bajo el nombre de “caldo de pollo” son en realidad responsables de enfermedades peligrosas y silenciosas.

Pastillas de caldo y polvo que se venden bajo marcas como Caldo Knorr, Maggi, Distante, Ajinomoto, Kitano que su usan para mejorar el sabor y que contienen glutamato monosódico.

Este componente químico, lejos de ser inofensivo para la salud, causa diversas reacciones como: alegrías, taquicardias, náuseas, dolor de cabeza, arritmia cardiaca, mareos o depresión.

Usar este tipo de productos de manera constante puede producir daños en el cuerpo, ya que el glutamato puede provocar que las neuronas absorban menos glucosa. El resultado a la larga puede ser la enfermedad de Alzheimer.

Es por eso que el caldo de pollo artificial se puede considerar una amenaza grave a la salud, al bloquear las funciones neurológicas del hipotálamo, además de causar obesidad.

Una alternativa sana es congelar hierbas y especias naturales sumergidos en aceite de oliva o mantequilla o grasa de pollo, en bandejas de cubitos de hielo. 



Escrito por: Alexander Garín Rojas