Header Ads

Niño se dió un balazo en la cabeza, sus compañeros se burlaban por el color de su piel






Buenos Aires.- Amenazado por el bullying debido al color de su piel, un niño de doce años se arrancó la vida de un disparo en la cabeza en su casa. Murió este miércoles luego de su internamiento desde el lunes en el Hospital Virgen del Carmen en estado de mucha gravedad.

Los médicos ya le habían diagnosticado muerte cerebral, según confirmaron voceros del hospital

El periódico Excélsior publica que la madre del menor se percató que no había acudido al nuevo colegio al que lo cambió luego de que sus compañeros lo ridiculizaran llamándolo “Obama”, por su color oscuro de piel. El mismo niño solicitó su cambio de escuela al ya no soportar la situación.

El hermano menor del niño contó que su madre lo regañó por no haber ido a clase y fue a la escuela a hablar con las autoridades sospechando que nuevamente sufría acoso escolar.

Al regresar de la escuela, se encontró con su hijo tirado en el suelo, pues se había disparado en la cabeza con la pistola que su padre guardaba en casa “por seguridad”.

El hermano menor también recalcó que la madre jamás violentó al niño, que solo lo reprendió pero que ni esa vez ni nunca le pegó.

En el hospital, los médicos calificaron que el caso era insalvable.

Aunque el niño había mejorado en el nievo colegio, donde se desenvolvía más, no tardaron en volver a abusar de él hasta llevarlo al suicidio.



Escrito por: Alexander Garín Rojas