Header Ads

Niños toreros se defienden: "los antitaurinos violan nuestra privacidad, estoy en mi derecho de matar a los toros"





México hizo caso omiso a una observación del Comité de los de Derechos del Niño de la ONU, con fecha del 8 de junio de 2015, en el cual señaló a la tauromaquia infantil como “una de las peores formas de trabajo infantil”.

La ONU había pedido a México adoptar medidas para prohibir la participación de menores en el entrenamiento y actuación de corridas de toros y tomar medias para protegerlos en su capacidad de espectadores, “creando conciencia sobre la violencia física y mental asociada a las corridas de toros”.

Esta violación la han hecho sobre todo gobiernos municipales y estatales, como el caso del municipio de Texcoco, que autorizó el sábado pasado una corrida de toros con la participación de niños.

La violación puede considerarse grave pues las observaciones del comité son “obligatorias” para sus miembros.

Ante esto, Elsa Guadalupe Enríquez, madre de Alejandro Moreno, “Castelita”, un niño torero, defendió el sueño de su hijo alegando que lo apoyará del mismo modo que si quisiera ser nadador futbolista o karateka. Defendió también a su hijo, al cual llaman asesino, argumentando que a las vaquillas no las maltrata ni las pica, sino únicamente las torea.

Según esta señora, el toreo fomenta en los niños valores como el respeto y la disciplina, además de que requiere de un entrenamiento físico constante que los aleja de la violencia.

Video publicado por: Diario Milenio




Escrito por: Alexander Garín Rojas