Header Ads

Con lágrimas en los ojos, Emilio Azcárraga dió a conocer que su empresa se está hundiendo




Después de los altibajos financieros que ha sufrido Televisa, el dueño de la empresa, Emilio Azcárraga, salió a dar la cara y sustituyendo la tradicional posada llena de lujos, ofreció un brindis con empleados y altos ejecutivos donde prometió que pese la cancelación de algunos de sus programas, la de San Ángel volverá a ser la gran compañía que alguna vez fue.

En el brindis tomaron la palabra los principales directivos de Televisa: Alfonso de Angoitia, Bernardo Gómez, Emilio Azcárraga Jean y Pepe Bastón, quienes aseguraron que la empresa seguirá adelante superando los problemas que la aquejan.

Cabe destacar que de un tiempo a la fecha, Televisa ha cancelado diversos programas originales por los pocos o nulos resultados de audiencia; además de prescindir de actores, empleados y conductores que alguna vez fueron piezas claves en la organización.

Según los presentes, el brindis dejó en vilo el futuro de la empresa; sobretodo, respecto a si Televisa continuará apostando por proyectos originales.