Header Ads

El Banco del Vaticano es el principal patrocinador de fabricación de armas en el mundo






La fábrica de armas Pietro Beretta Ltda, la mayor del mundo, es controlada por el Instituto para las Obras de Religión, mejor conocido como Banco del Vaticano, una institución privada que fundó en 1942 el Papa Pío XII, y cuya sede está en el Vaticano.

La iglesia católica es la única religión del mundo con un estado independiente como cuartel general. La ciudad del Vaticano,  con sus 2 Km2 de superficie, alberga tantas riquezas millonarias cuyo precio es incontable.

La “Santa Sede” al ser reconocida como un estado soberano, se benefició con las políticas de Mussolini, quien se comprometió a introducir la enseñanza de la religión católica en todas las escuelas y dejó que el matrimonio fuera controlado por la iglesia, con sus leyes canónicas. El vaticano recibió enormes beneficios fiscales.

En 1933, el Vaticano entabló lucrativos negocios con los gobiernos fascistas. La Santa Sede firmó un contrato con el Tercer Reich de Hitler. A pesar de la presión mundial, el papa Pio XII se negó a excomulgar a Hitler y a Mussolini, caracterizándose por adoptar una falsa neutralidad. 




 Pio XII se negó también a condenar la invasión de Alemana a Polonia. Una de las ventajas que obtuvo el Vaticano de su acuerdo con Hitler fue la confirmación del Kirchensteuer, un impuesto eclesiástico.

Este es un impuesto estatal que hasta el día de hoy pagan los creyentes alemanes, y que solo pueden abandonar si dejan la religión. Este impuesto representa entre el 8 y el 10 % del total recaudado por el gobierno alemán.


Escrito por: Alexander Garín Rojas