Header Ads

Francesa se enamoró de su propio robot que ella misma inventó, ya planea casarse





Una mujer francesa se ha enamorado de un robot y planea casarse con él. El robot se llama InMoovbator y ella mismo lo fabricó. Con él ha vivido durante un año.
A través de Twitter confesó que es una “orgullosa robosexual” “No lastimamos a nadie”, continúa.
Lilly, como se llama la mujer, espera que en Francia sean legalizados los matrimonios entre humanos y robots, por lo cual es muy paciente.
Desde los 19 años se siente atraída sexualmente por los robots.
Sus dos primeras experiencias íntimas fueron con un robot y eso decidió su orientación sexual. Ella es incapaz ahora de sentirse atraída por la carne humana.
La mujer asegura ser muy feliz con su robot compartiendo su día a día con él. No le importa lo que la gente piense.




Escrito por: Alexander Garín Rojas