Header Ads

Gobernador de Morelos y su hijastro formaron un cártel político demasiado violento






Ciudad de México.- El deseo por detentar el poder de muchas familias relacionadas con la política mexicana llega a tal punto que pareciera que de cárteles se tratara. Así ya lo vimos con el prófugo ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte

De este modo opera la familia de Graco Ramírez, gobernador de Morelos, ‘el Javier Duarte de Morelos’, como lo ha bautizado el poeta y activista social Javier Sicilia. 

La definición desde la perspectiva económica de cartel es: una organización ilícita que tiene convenio entre varias empresas similares para evitar la mutua competencia y regular la producción, venta y precios en determinado campo industrial. 

En este caso, el campo industrial es el poder para gobernar el Estado de Morelos y el ‘convenio con la empresas’ es la coacción e intimidación que se hace contra los demás partidos y gente de oposición. 

Así pues, los Graco funcionan de forma análoga: todo lo que no les gusta lo desaparecen o lo hacen a un lado. 

“Se manejan como un cartel político” explicó el activista Javier Sicilia, “no hay manera de detener a Graco Ramírez. Estamos frente a un Javier Duarte, y vamos a esperar que termine de destrozar los Derechos Humanos y la paz, para que se vaya como Duarte. Se persigue a la disidencia y además se tiene un control absoluto del Gobernador y su familia en todos los ámbitos. Yo le tengo muchas críticas a Cuauhtémoc, pero no estoy de acuerdo en que se viole la autonomía del municipio”, expresó Sicilia.

Como en un cartel, debe existir alguien a quien le sea legado el poder. Es el caso del hijastro del Gobernador: Rodrigo Gayosso. 

“Graco Ramírez ha entregado el poder a su hijastro, Rodrigo Gayosso Cepeda, al líder local de un partido, quien utiliza ese poder para chantajear, para amenazar, para intimidar a aquellos que se oponen a sus intereses”, sostuvo en entrevista Sicilia. 

Por ejemplo, sobre los intentos del Congreso del Estado para destituir del cargo al exfutbolista Cuauhtémoc Blanco Bravo –detrás de los cuales está el mismo Gayosso-, el secretario de Gobierno, Matías Quiroz y el comisionado de Seguridad Pública Estatal, Jesús Alberto Capella Ibarra, ordenaron que la policía tomara desde el sábado pasado las instalaciones del Ayuntamiento e impidieron que el alcalde ingresara.

Así pues, esto corrobora que los ataques provienen del aparato gubernamental subordinado a los intereses de Gayosso. 

Por estas razones, Sicilia hizo un llamado a autoridades federales para que intervengan y eviten que Morelos “caiga en un estado de ingobernabilidad”. A la población le pidió que resista hasta el fin del sexenio y eviten pedir la entrada de la Gendarmería y el Ejército, pues como se sabe, su llegada representa la multiplicación a las violaciones de los Derechos Humanos.



Escrito por: Diego Velázquez R.