Header Ads

Jovencita de 15 años mató a su madre porque trabajaba en un bar






Santa Lucía del Camino, Oaxaca.- Con ayuda de su novio de 19 años, jovencita de 15 asesina a su madre porque le daba ‘vergüenza’ que trabajara en un bar. La apuñaló hasta la muerte y la enterró en un predio lejano; ya fue capturada por las autoridades y enfrentará a la justicia.

La tarde del 6 de octubre, autoridades recibieron el reporte que a orillas del río Salado, en la colonia Ampliación Santa Lucía, se encontraba entre unos matorrales el cuerpo de una mujer de unos 40 años de edad, envuelto en una cobija a cuadros café, naranja y gris; estaba maniatada por el cinturón de una bata de baño. 

Se trataba de Rubicela Cobos, de 47 años, reportada desaparecida por su novio tres días antes. La pareja sentimental de Rubí declaró que estuvo llamando a su amada varias veces durante el día pero no obtuvo respuesta alguna, por lo que la fue a buscar a su casa, donde se encontraba la hija menor de edad.

Cuando se entrevistó con la muchacha, el novio notó que se encontraba muy despreocupada por la desaparición. Le recordó al enamorado qué su madre, mesera de un centro nocturno y ‘mujer de salón’, también veía a otros clientes por lo que no dudaba que se encontrara en otra de sus citas emborrachándose.

Las investigaciones continuaron. Los agentes del Ministerio Público se entrevistaron con la madre de Rubicela, quien les dijo que su hija había comenzado a trabajar como mesera en un bar para pagar la escuela de gastronomía privada que tanto quería su nieta. 

Los elementos también interrogaron a la ingrata adolescente y revisaron la casa de la víctima en busca de pistas. Encontraron que a una de las batas del baño le faltaba el cinturón, el cual coincidía con las características del encontrado en la escena del crimen.
La joven no supo que contestar y comenzó a contradecirse. 

Finalmente, cuando los uniformados cuestionaron al novio de la muchachita, Jesús Alberto ‘N’ de 19 años, se incriminó y platicó a detalle lo sucedido. 

Relató cómo el 6 de octubre, día del asesinato, la madre de la menor llegó a casa y atrapó a la joven pareja sosteniendo relaciones sexuales. Las mujeres comenzaron a discutir, pero la menor clavó un enorme cuchillo cebollero a su madre en el pecho; en total le asestó 30 puñaladas a Rubicela quien finalmente murió en el piso de la sala.

El novio de 19 años se vio obligado a limpiar y a ayudar a su amada a esconder los restos. Envolvieron a la mujer en la cobija y en el cinto de la bata de baño; la envolvieron con cinta canela y la tiraron a orillas del río salado. 

Así pues, Jesús Alberto y la quinceañera fueron detenidos y enfrentarán la sentencia que les dicte un juez.



Escrito por: Diego Velázquez R.