Header Ads

Las bodas al estilo Oaxaca, todo el pueblo participa para la gran fiesta






Las bodas en los pueblos de Oaxaca son muy peculiares. En ella participa prácticamente todo pueblo. Los novios son bendecidos por todo el pueblo, previamente a la gran celebración donde abunda la exquisita comida tradicional, hecha por las mujeres de más experiencia.

El pueblo agasaja a los novios con grandes regalos, que a veces llegan a sumar cientos, entre ellos enormes muebles: espejos con luna, cómodas, refrigeradores, roperos, lavadoras. También les regalan dinero en efectivo, por miles, presentado como regalo o en fajas de billetes recolectados en plena fiesta.

Se organiza típicamente un vals familiar que dura más de una hora y en el que participa igualmente todo el pueblo. También se suele bailar el Jarabe de la botella y la Víbora de la mar en la que bailan hombres, mujeres y niños por separado. Bailes que se prolongan hasta el amanecer.

Los muebles son trasladados por el pueblo a la casa de los recién casados.

Ante tal abundancia inusitada de presentes, muchas mujeres comentan en redes sociales que desearían tener una boda así, llena de regalos y en la que participe con alegría todo el pueblo.
















Al día siguiente es igualmente típico convocar a un recalentado en la casa de la novia.
La celebración termina al día siguiente con el agradecimiento a todo el pueblo por parte de los novios, así como con el compromiso de los novios de participar en las futuras bodas del pueblo como el pueblo participó en la suya.


Escrito por: Alexander Garín Rojas