Header Ads

A pesar del gasolinazo y las tranzas del PRI, en el 2018 volverían a ganar la presidencia






Según una encuesta de la empresa Parametría, el PRI tiene sus principales activos, votantes potenciales, entre gente pobre y sin estudios. El estudio recalca que “Los principales nichos de este partido están en las personas sin instrucción formal (49%), primaria (42%) y secundaria (39%)” y encontrando que entre más nivel de estudios tienen las personas, menos se identifican con tal partido.

Por otro lado, el segundo fuerte del PRI son las personas con bajos ingresos, pues el 48% de las personas que ganan menos de 1,517 pesos mensuales prefiere al PRI.
Según el analista político Carlos Fernando Tapia Salazar, de facultad de Ciencias Políticas y Sociales dela UNAM, esto podría determinar que en las elecciones de 2018 ganara nuevamente el PRI.

“Si el PRI moviliza a estos sectores, como ya lo ha hecho, para votar por su partido a cambio de un pago económico o en especie, ponemos tener la repetición del fenómeno que se registró ya en 20012”, alertó.

Según la opinión de este experto, personas de cinturones de miseria y zonas muy marginadas son capaces de votar nuevamente por el PRI si se le ofrecen cantidades de dinero que para ellos son atrayentes, como mil pesos, o incluso  menos.

Según sus propias investigaciones, hay evidencia que estos sectores de la población pueden dejarse persuadir incluso por dádivas como pantallas planas, teléfonos o aparatos electrodomésticos. 

Por lo que consideró que, si la nación no está atenta y vigila correctamente el curso de las elecciones, en 2018 podríamos tener nuevamente la victoria del PRI, echando mano de estos sectores necesitados.



Escrito por: Alexander Garín Rojas