Diputado independiente se encadena para protestar a favor del pueblo y sus compañeros le roban el celular




Veracruz.- En la cueva de Alí Babá hay que cuidarse de todos los ladrones, pues el que se despista paga las consecuencias: Diputado local de Veracruz se encadenó a tribuna a modo de protesta y cuando regresó a su curul se dio cuenta que ¡Le habían hurtado su celular!

Increíble!

Sebastián Reyes Arellano, diputado local independiente pero antes de MORENA, se encadenó a la tribuna del palacio legislativo para exigir que se votara el dictamen para reducir las regidurías en los municipios de veracruzanos, como lo solicitó el gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares. 

Por su propuesta recibió burlas y risotadas de sus compañeros del mismo Movimiento de Regeneración Nacional, pero el legislador criticó duramente a que su otrora facción no tenga voluntad política para disminuir 236 regidurías en 95 ayuntamientos

Pese a la protesta, los legisladores decidieron sacar este dictamen de la sesión ordinaria del jueves a fin de someterla a votación en la próxima sesión del Congreso Local.
Cuando Reyes Arellano volvió a su curul se dio cuenta de que faltaba su teléfono inteligente y teorizó que el responsable habría sido algún colaborador de su ex correligionaria de partido, Miriam Judith González Sheridan.

“No puedo presentar la denuncia, solo estoy deduciendo que pudo haber pasado y ya cancelé la línea. Yo espero que no se trate de una represalia por la lucha que llevo en el Congreso y por aquellos que se ven afectados, porque no se vale, porque somos compañeros”, explicó el legislador local.

Cabe recordar que el Gobierno de Veracruz fue saqueado por Javier Duarte y su plétora de bandidos quienes colapsaron financieramente a la entidad al dejarla con un déficit de 25 mil 431 millones de pesos.

Este hecho pareciera que no hace cambiar la mentalidad de diputados, quienes no desean renunciar a todos los privilegios que otorgan los partidos políticos y la corrupción con la que se puede operar.



Escrito por: Diego Velázquez R.