Header Ads

Diputados federales destinarán 256 millones de pesos para proteger a sus familias con despensas, alimentación y gasolina






Ciudad de México. - La austeridad del Gobierno Federal es una falacia y una argucia para pensar que ‘ahora sí’ se pondrán en los zapatos de los mexicanos. El discurso es uno, pero las acciones son otras. 

Para protegerse de la mega devaluación que se viene en este 2017, el poder legislativo ya prepara el camino para que durante su legislatura no les falta nada. 

En la Cámara de Diputados se aprobó una partida por 256 millones de pesos para despensa, alimentación y gasolina que cubrirá las necesidades de los 500 legisladores y funcionarios de alto nivel de la Cámara Baja.

El monto aprobado es 11 por ciento superior al de 2016, cuando se erogaron 228 millones de pesos.

Los beneficios y privilegios que se aprueban nunca son suficientes ante su voracidad y adicción al erario. 

Por ejemplo, se recuerda que a cada Diputado Federal se le depositan cada mes 73 mil 910 pesos por concepto de dieta, 45 mil por asistencia legislativa y 28 mil 772 pesos por atención ciudadana. Esto da un total de 147 mil 682 pesos al mes

Por eso la austeridad es solo de dientes para afuera: Enrique Peña Nieto sale ante las cámaras para asegurar que habrá medidas en pro de las familias mexicanas, pero aparentemente solo será para los allegados al Gobierno Federal.

En medio de la crisis por el aumento a las gasolinas hay una insensibilidad generalizada de los tres niveles de gobierno pues de los 256 millones de pesos, 9 millones 354 mil serán destinados únicamente para dotar de vales de gasolina a legisladores



Escrito por: Diego Velázquez R.