Fallece una señora durante una cirugía, se iba a realizar una "lipo" para verse más guapa



Ciudad de México.- Entró con la ilusión de ser más delgada y salió en una bolsa de plástico, muerta. Por ahorrarse unos pesos perdió la vida en una clínica pirata.

Concepción Colín de 52 años pesaba 65 kilos, y aunque no era una mujer alta, tampoco era gorda. Sin embargo ella sentía que podía tener mejor figura. Su posición clase mediera no le permitía operarse con un cirujano como de las estrellas de la televisión. Por lo cual buscó a un médico accesible, pero llegó con el médico del barrio. 

En una clínica de Iztapalapa le prometieron tres cosas a cambio de 11 mil pesos: que saldría más delgada, sin grasa y pesando 10 kilos menos. La verdad es que le mintieron desde el primer momento, pues ya nunca más salió.

Dio su último respiro en una casa de dos plantas, con portón blanco y un medidor en la calle. Nada extraordinario. Es una vivienda más en calzada Ermita Iztapalapa. Recientemente fue colocado un letrero: Clínica de Cirugía Ermita.

Antes llevaba el nombre Clínica Quirúrgica Ermita. Los dueños tuvieron que realizar un ‘ligero’ cambio al nombre para esquivar los problemas legales; aquellos que vienen cuando un paciente muere en tu propiedad. 

Después de esto, los propietarios deben pensar en una segunda reinauguración. 

Concepción fue intervenida por un médico la tarde del 16 de enero pasado, donde falleció. La razón es incierta pues los galenos aseveran que se trató de una ‘complicación propia de la operación’. 

Cuando su hijo Daniel de 34 años fue llamado para recoger el cuerpo no pudo ver a su madre, solo observó cómo era subida en una bolsa del Servicio Médico Forense. Luego iría a reconocerla.

Al momento, la Procuraduría de Justicia Capitalina indaga las causas del deceso de concepción y la forma en que operaba la clínica que hasta el momento no presenta sellos de clausura.


 


Escrito por: Diego Velázquez R.