Header Ads

Felipe Calderón prometió construir una refinería, solo hizo un muro que costó 620 millones de pesos






En abril 2009, Jesús Reyes Heroles, entonces director de Pemex, anunció que iba a construir una refinería en Atitalaquia, Hidalgo. La noticia llenó de alegría al pueblo y prometía cambiar la vida de la región, que dependía de la siembra.

El tiempo estimado para construir esta obra era de seis años, con una inversión mayor a 9 mil millones de dólares. Se ofreció empleo a los vecinos y oportunidades de ganar dinero a casi todos en la zona.

En ese tiempo solo se construyó un muro que cercó el lugar donde se instalaría: 700 hectáreas. El muro sigue hasta la fecha y fuera de eso no hay nada más. Nunca llegaron tampoco los empleos prometidos.

Actualmente, los 520 campesinos que vendieron sus tierras para la construcción del complejo están peor que antes. “Era la esperanza de la gente pero todo se quedó en el camino, dijo Mundo Enrique Flores Hernández, vecino, a la BBC. La gente está molesta porque siente que la engañaron con el compromiso de los empleos.

Originalmente se esperaba producir 250.000 barriles al día, creando 32.000 empleos.
A pesar de eso, cada año la Cámara de Diputados autorizó un presupuesto para acciones relacionadas con la construcción: estudios, nivelación del terrero, planes, etc. Hasta que en 2014 la refinería fue definitivamente cancelada. Pero ya se habían invertido más de 9.000 millones de pesos en ella.


Escrito por: Alexander Garín  Rojas