Felipe Calderón ya estaba enterado del robo de Javier Duarte, SHCP no lo impidió






Ciudad de México.- Los panuchos no pueden pecar de inocencia, cuando también son cómplices del gobernador prófugo y saqueador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa. 

Según una investigación del Huffington Post, desde la administración del ex presidente Felipe Calderón se tenía conocimiento del desvío que se había hecho a las arcas jarochas.
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) documentó que en el 2012, año en que accede Enrique Peña Nieto a la Silla del Águila, existieron operaciones financieras irregulares en el estado de Veracruz.

En una petición de transparencia que realizó el rotativo sobre ‘movimientos irregulares’ detectados por la Unidad de Inteligencia Financiera relacionados al Gobierno de Veracruz entre 2011 y 2012, se detectaron al menos cuatro ‘reportes de operaciones internas preocupantes’, y otras mil 990 reportes de operaciones inusuales en 2012. 

Un año antes, en 2011, Hacienda registró 353 reportes de operaciones inusuales.
Pero Felipe Calderón decidió callar, durante 5 años. Y fue hasta el cierre de campaña del hoy gobernador de Veracruz, Enrique Yunes Linares, en un mitin en la Boca del Río, cuando FCH reveló información relevante en el caso de la maleta decomisada: la detención llevó a detectar una serie de operaciones en efectivo realizadas por la administración de Duarte.




“Siendo presidente, la Policía Federal descubrió en un avión del Gobierno del Estado de Veracruz, 25 millones de pesos en efectivo. Y cuando fuimos a detener ese dinero y a investigar el peculado y a castigarlo, fuimos detenidos por la maquinaria judicial, de justicia, que nos prohibió seguir adelante y hasta nos obligó a seguir ese dinero con intereses”, afirmó Calderón.

“La investigación no había parado allí, llegó hasta la cuenta de un banco en Xalapa, en la capital del Estado, una cuenta del Gobierno de Veracruz. Esa cuenta, todos los depósitos que diariamente llegaban, diariamente eran retirados en efectivo, en billetes, de los cuales, nadie sabía absolutamente nada, a dónde iban”. E ironizó: “¡Claro que todos sabíamos a dónde iban, pero los podían retirar como si fuera suyo”, dijo el ex presidente de Acción Nacional. 

Hasta 3 mil 400 millones de pesos en efectivo fueron retirados, en un año, de la cuenta de Banco Santander 65500725429, en efectivo. Los pagos se realizaban mediante la cuenta de Bancomer 0446100368 que también manejaba el Gobierno de Veracruz. Los pagos se realizaban vía SPEI con banca electrónica.

Sobre la detención de los dos colaboradores detenidos con la maleta de 25 millones de pesos no hay muchos datos, y los informes fueron reservados por Hacienda hasta el 2021.
Pese a las sospechas de que el dinero incautado en la maleta tenía como destino la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto –según señaló en su momento el presidente del PRD, Jesús Zambrano- el caso nunca fue investigado a fondo por el IFE quien sabía de las acusaciones de inyección de recursos ilegales a la campaña del PRI (http://www.ine.mx/docs/IFE-v2/UTSID/UTSID-InformacionRelevante/UTSID-ufrpp/RPRMonex.pdf). 


Tras el triunfo de Peña, la PGR se declaró incompetente para investigar la maleta y turnó el caso a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz, la cual sepultó el caso entre el papeleo. 

La corrupción también es transexenal y responde a los cotos de poder en las altas esferas de la política mexicana.



Escrito por: Diego Velázquez R.