Header Ads

Gobernador de Veracruz persiguió e intentó detener a los saqueadores





Veracruz, Ver.- El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes acudió a un centro comercial ubicado en Las Brisas, en la capital de estado, para intentar dialogar con los manifestantes que estaban saqueando las tiendas. Se paró ante ellos y los trató de convencerlos de que dejaran sus desmanes. A cambio les ofreció un vale de 500 pesos de su dinero para que se compraran comida.

El gober recalcó que ese dinero sería de su bolsillo y no del gobierno, porque “no hay”.

En su visita fue acompañado del Secretario de Gobierno, Rogelio Franco, y del titular de la Fiscalía General del Estado, Jorge Winckler. Con la autoridad presente, les pidió a los presuntos delincuentes no exponerse y les advirtió que ya hay hasta el momento 160 detenidos por los mismos hechos, que podrán estar al  menos 10 años en prisión, “sin exagerar”.

El gober se quiere portar como superhéroe

Durante esta visita el gobernador trató de capturar presuntos delincuentes con sus propias manos, asímismo trató de tranquilizar a las personas presentes tomándolas de los hombros.

En redes sociales circulan videos del gobernador corriendo por el estacionamiento, rebasado por los hechos, pero sin saber verdaderamente qué hacer, únicamente gritando “hey, hey, tranquilos”.

Sin poder controlar la situación, el gobernador advirtió que de seguir los saqueos, no quedará nada qué hacer más que usar la fuerza pública.

Escrito por: Silvia Salazar Bennington