Header Ads

La madre de Donal Trump llegó de indocumentada a Estados Unidos y trabajó como empleada doméstica




Donald Trump logró posicionarse en el electorado estadounidense en razón de su política anti inmigratoria, sin embargo el discurso es de dobles verdades y de mentiras a medias: su madre también llegó como ilegal hace cerca de 80 años a los Estados Unidos de Norteamérica.
 
El magnate y presidente de Norteamérica llegó a la Casa Blanca mediante discursos de odio dirigidos a la comunidad latinoamericana, así como a chinos, vietnamitas, orientales e indios a quienes acusa de asesinos, violadores y de robar el trabajo a los ciudadanos honestos de EU. 

Sin embargo, Donald Trump jamás se ha referido directamente a los inmigrantes ilegales europeos que se cuentan por miles. Es claro el motivo: su madre también fue en algún momento invasora en la tierra de las barras y las estrellas.

Mary Anne MacLeod llegó a Nueva York en el año de 1930 en un barco proveniente de Escocia. Durante cuatro años debió trabajar cuidando niños en una casa de ricos para sobrevivir al hambre y poderse ganar un techo y vestido.


Ella nació en 1912 en el pueblo de Tong, en la isla de Lewis, al norte de Escocia. Estaba casada con un humilde pescador con quien tuvo 10 hijos entre las épocas de carencias, guerras y miseria.

Así pues, Mary Anne viajó a los Estados Unidos e ingresó de forma ilegal para buscar el ‘sueño americano’; consiguió trabajo como niñera con una acomodada familia de Manhattan.

En ese tiempo, y posterior a la Gran Depresión de los 20, es que Mary Anne conoció a Donald Trump Senior, quien en ese entonces se iniciaba como empresario en Queens, NY.
En la versión que cuentan los Trump, Mary Anne viajó a Estados Unidos de vacaciones y sería precisamente en Queens donde caería perdidamente enamorada del magnate. Comenzaría una relación a larga distancia desde Escocia que terminaría inevitablemente con la formalización del matrimonio.

La madre de Donald Trump murió en 2008 a los 88 años y a lo largo de su vida visitó varias veces el pueblo de Tong. El hoy presidente de los Estados Unidos solo ha visitado el pueblo de su madre una vez en su vida.

Estados Unidos de América es el centro mundial de la inmigración, que comenzó en la Revolución Industrial en el Siglo XIX y sigue hasta nuestros días. ‘The land of the free’ se ha convertido en la tierra de la intolerancia.

El sueño americano ha sido imán de todo aquel que tiene un anhelo tan grande como para cruzar un oceáno.

Sin embargo el discurso anti migración se ha endurecido en años recientes y ha llegado a la cúspide con el arribo de Trump a Washgington. En un sólido mensaje nacionalista se rechaza tajantemente a latinos y orientales que ‘roban el trabajo de los norteamericanos’.

Sin embargo se le olvida a Trump que desde el 2009 hasta el 2016 ingresaron al país más de medio millón de inmigrantes de Europa Occidental a Norteamérica. Pero ese tema no se toca. Verdades a medias.



Escrito por: Diego Velázquez R.