Header Ads

Pobladores ante el gasolinazo y la crisis, "preferimos morir de pie que morir de hambre"





La tarde del 8 de enero en la carretera federal México-Laredo un cuerpo de ciudadanos compuesto por indígenas, trabajadores, campesinos y jóvenes indignados protestaban contra el gasolinazo, como lo venían haciendo desde el lunes 2 de enero por medio de un bloqueo intermitente de autos. Un bloqueo consciente que dejaba pasar familias y enfermos.

Los que protestaban provenían de varios municipios como Tasquillo e Ixmiquilpan. Aunque su lucha era pacífica llegaron más de 400 elementos de la Policía Federal para interrumpir el bloqueo y detener a los manifestantes. La policía armada terminó con la vida de dos jóvenes al generarse la tensión.

La policía desproporcionada disparó a quemarropa a gente, ocasionado trece heridos. La población retuvo a cuatro agentes e hicieron retirarse a la policía a varios kilómetros.
Una madre de los jóvenes muertos identifica al comandante de la Policía Federal conocido como “el güero” como el responsable de la muerte de su hijo. 


Al día siguiente la población, indignada, continuó la misma lucha gritando. Denuncian que tienen los casquillos de bala como evidencia y piden justicia. “Invitamos a que se unan en todo el país

porque los campesinos ya no aguantamos más… seguiremos en la lucha hasta que nos hagan caso para que reviertan las reformas que nos afectan” declaró un campesino. 
También se exige la renuncia inmediata de Enrique Peña Nieto.

La población ha advertido que no se va a cansar, pues actúan por sus familias. Reiteran que su lucha no es vandálica.

Freddy García Maldonado dijo a un medio nacional “En Ixmiquilpan somos un pueblo que vive en paz. Los indígenas del Valle de Mezquital estamos cansados por eso manifestamos nuestra inconformidad. Preferimos morir de pie que morir de hambre. Solo queremos que una vida digna. Nos tratan como si fuéramos idiotas y luego nos mandan a sus golpeadores.”


Escrito por: Alexander Garín Rojas