Header Ads

Pobladores de Ciudad Juárez desmantelan el muro fronterizo para venderlos por kilo




Ciudad de México.- Aunque el muro de Donald Trump se mantenga en la agenda, la verdad es que los mexicanos de la frontera lucharán con uñas y dientes para mantenerse vigentes.
Por lo pronto, decenas de juarenses en Chihuahua hacen lo propio y comienzan a desmantelar el muro para venderlo como fierro viejo

Mientras el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, realiza decisiones de escritorio, los ‘mexas’ ya se han puesto a ‘darle con toño’: roban varillas del lugar donde hace más de seis meses comenzó a ser reemplazada la malla de dos metros que existía para construir un muro de aproximadamente cinco metros de altura.

Por lo pronto el magnate firmó una orden ejecutiva donde se decreta que en pocos meses comenzará la construcción del muro fronterizo, con fondos estadounidenses, pero después se realizará un reembolso mexicano.

Todos los días, al norponiente de Ciudad Juárez, en la frontera entre Anapra y Sunland Park, decenas de trabajadores norteamericanos derrumban la malla, crean bases de cementos y sueldan laminas gruesas para detener el paso de indocumentados por la frontera. 

Sin embargo, y pese a la constante vigilancia de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) del lado mexicano, y de la Patrulla Fronteriza por tierra y aire, jóvenes juarenses han logrado robarse material del lugar para venderlo por kilo en el fierro.

Cuando los trabajadores se retiran por las tardes es cuando la rapiña se hace presente: aprovechan lo aún existentes huecos entre el metal y la arena para cruzar a los primeros metros de Estados Unidos y hacerse del material. 

Así pues, a este paso, el muro de Donald Trump podría no materializarse jamás.




Escrito por: Diego Velázquez R.