Quitando el sueldo de 200 diputados y 25% de descuento el salario de los altos funcionarios, se evitaría el gasolinazo





Ciudad de México.- Claro que el ‘mega gasolinazo’ con el que empezamos el 2017 es reversible y se puede lograr; inclusive hasta un ahorro significativo podríamos tener: aquí la clave está en que el presidente y las altas esferas del poder tengan voluntad política para que se cristalice un cambio real.

Cuando Enrique Peña Nieto amenaza diciendo que ‘o aplicamos gasolinazo o recortamos programas sociales’, nos está chantajeando e intentando manipular. La bajeza es sumaria en la improvisada respuesta al pueblo de México afirmando que el gasolinazo ‘es necesario’.

El Gobierno Federal es adicto a los impuestos y EPN lo sabe: no recortan gasto público (en 2015, se gastaron 185.8 mil millones más de lo presupuestado; y hasta septiembre de 2016 ya llevaban 174.5 mil millones) pero justamente a eso es lo que se apela: a un gasto razonado y a reducciones en los gastos. Con 200 diputados menos y 25% de reducción de salario a los funcionarios se podría evitar el mega aumento al precio de los combustibles y de todos modos recaudar 280 mil millones de pesos. Así lo propone la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram) quien exige que se quiten los 200 legisladores de representación proporcional.

Esto generaría un ahorro de 29 millones de pesos al mes para toda la República. “Además, si México está en una situación económica muy difícil y hay más de 50 millones de personas en situación de pobreza ¿Por qué los funcionarios públicos tienen esos ‘sueldos vergonzosos’?”, cuestionó su líder Elías Dip Ramé. Así pues la solución es erradicar la corrupción y ajustas los lujos de la clase política eran la alternativa al gasolinazo.

Además se propone eliminar a 100 diputados plurinominales –como Carmencita Salintas- que ya no ‘tienen razón de existir’ y ‘solo levantan el dedo’ para aprobar dictámenes ‘al vapor’, aseveró Dip Ramé. Sugiere además el líder de Conatram decirle adiós ya los partidos políticos pequeños que solo chupan dinero del erario como el Partido del Trabajo (PT) o el Encuentro Social (PES); ajustar 80 por ciento los gastos en campañas políticas, aplicar estándares internacionales de pesos y dimensiones en los camiones.

Finalmente la Procuraduría General de la República (PGR) debería recuperar las propiedades mal habidas de la generación de gobernadores ladrones que vaciaron las arcas de sus entidades; los saqueos llegan a los 479 mil 430 millones de pesos en los estados de Michoacán, Durango, Zacatecas, Tamaulipas, Coahuila, Guerrero, Nuevo León, Sonora, Chihuahua, Veracruz y Quintana Roo.


 Escrito por: Diego Velázquez R.