Header Ads

A cada uno de los magistrados electorales nos cuesta a los mexicanos, 7 millones de pesos anuales






Ciudad de México.- Los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación podría catalogarse como el más ignominioso de toda la administración del presidente Enrique Peña Nieto. La generosidad y despilfarró nos cuesta a los mexicanos, cada uno, 7 millones de pesos al año. 

¿Y dónde se ve la justicia, si el dinero es dispendiado en privilegios?

Según el anexo Analítico de Plazas y Remuneraciones del Presupuesto de 2017, los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) además incrementarán en un 30% sus percepciones anuales debido a gratificaciones, bonos, estímulos y prestaciones. Todos estos, no son más que eufemismos de los beneficios.
Este año, cada uno de los siete magistrados, recibirá 6 millones 766 mil pesos en bruto, lo cual sin impuestos es 4 millones 564 mil pesos; solo 29 mil pesos menos que en 2016. ¡Eso es muestra de austeridad!

Y aunque la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, en su artículo seis, señala que ningún servidor público debe ganar más que el Presidente de la República EPN (3 millones 460 mil 475 pesos después de impuestos), y esto no parece importarle a nadie.

Documentos solicitados mediante portales de transparencia apunta a que los magistrados tienen hasta 37 conceptos que conforman el total de ingresos monetarios: para anteojos, prestaciones en beneficio de la economía familiar o personal, para ‘fomentar la cultura del ahorro’, ayuda en gastos funerarios, estímulos por antigüedad, por jubilación, licencia prejubilatoria, despensa, ayuda por jornadas electorales, apoyos a la capacitación o ayuda al personal operativa.

Algunos apoyos son para personal de mando (como los magistrados) y otros para el operativo.

En el caso de los magistrados, ellos también reciben vacaciones, prima vacacional, prestaciones de seguridad social y hasta tres seguros médicos: de vida institucional, de gastos médicos mayores y de separación individualizado.

La cosa no para ahí: pues además los siete privilegiados reciben vehículos, como camionetas de lujo, vales de combustible, chofer, servicio de mantenimiento, pago de tenencia y seguros.

El truco es el que sigue. Según el manual que regula las remuneraciones de Servidores Públicos del Poder Judicial de la Federación para 2016, la remuneración anual neta de cada magistrado fue de 2.1 millones 924 mil 904 pesos.

A este número se le agregan otros conceptos: gratificación anual de 587 mil 536 pesos, dos primas de 95 mil 474 pesos; un ‘estímulo’ de 31 mil 769 pesos por día de la madre o por antigüedad y otro tipo de ‘percepción’ por un millón 457 mil 188 pesos.
 Sobre el portal de ‘otros’, el tribunal no da detalles en su portal de transparencia, ni distingue si el monto es bruto o neto.

Hay poca claridad referente a las cifras reales de las percepciones pues no existe una estandarización en su presentación pues las cifras pueden ser brutas, netas, de periodicidad anual, mensual o concepto.




Escrito por: Diego Velázquez R.