Header Ads

Era su primer atraco "fuerte" cuando fue baleado por un justiciero anónimo






Ciudad de México.- Juan Carlos pensó que ganaría dinero fácil con el negocio que le propuso su amigo “El Robert”: atracar camiones de pasajeros en la ciudad. Sin embargo, y pese a su experiencia con picahielos y navajas asaltando transeúntes, no pudo dar el paso a las ligas mayores con el robo a mano armada.

Le tembló la mano a la hora de la verdad y el miedo se apoderó de él en pleno hurto, causando que su amigo “El Robert” fuera baleado por un “justiciero anónimo”.

El día del robo, Juan Carlos ‘'N” de 16 años y “El Robert” se drogaron un poco por la mañana. Allí fue cuando el mayor de edad le platicó a Juan Carlos su modus vivendi: robaba camiones, con lo que se ganaba mil 500 pesos y de 3 a 4 teléfonos por evento.

A Juan Carlos le pareció un negocio fabuloso y decidió “entrarle” para hacerse de unos cuantos pesos más.

Con el subidón de la droga, el ánimo por las nubes y un revólver calibre 380, los hampones decidieron subirse a un camión de Ciudad Neza para acometer su crimen.

Los gritos de horror y el llanto de pasajeros paralizaron al novato. “El Robert” había logrado despojar a un par de personas de sus pertenencias y comenzó a ordenar al cómplice que hiciera lo propio.

Sin embargo, un hombre notó la duda en los ojos del jovencito; logró desarmarlo, balear a “El Robert” de muerte y herir al más chico.

Rápidamente el conductor del bus llamó a autoridades y a una ambulancia que atendió al chico, quién confesó el hecho.

El “justiciero” fue liberado por policías ante la presión de los pasajeros y sólo rindió declaración. El muchacho enfrentará cargos respecto a su edad.



Escrito por: Diego Velázquez R.