Header Ads

Ingeniera de San Luis Potosí será controladora de vuelos a Marte y también es diseñadora de cohetes





Ciudad de México.- Los mexicanos estamos para grandes cosas, el chiste es querer para después poder. Así lo demuestra esta connacional que trabaja en la NASA como controladora de vuelos, diseñadora de cohetes y capacitadora de astronautas. 

Dorothy Ruiz Martínez es originaria del humilde Matehuala, en el estado de San Luis Potosí donde comenzó su interés por las naves que volaban por el espacio y llegaban hasta la luna. 

Desde que vio como explotaba el transbordador espacial Challenger su curiosidad creció.
“Recuerdo que estaba sentada y me preguntaba: ¿Qué pasó? Estaba hambrienta de respuestas que nadie podía darle, como por qué el transbordador había explotado, cómo se volaba un cohete”, explica la NASA sobre Ruiz Martínez en su página de internet.

Después de terminar la secundaria en México, Ruiz Martínez llegó a los Estados Unidos, aprendiendo inglés como su segunda lengua. Su profesora de español la cobijó pues vio su capacidad en matemáticas y en otras ciencias.

Después de graduarse de la Universidad de Oklahoma con una ingeniería aeroespacial, la mexicana se internó en el Langley Research Center de la NASA en el estado de Virginia.
“Todo el proceso de investigación, siendo apoyado por alguien tan inteligente, me convenció de que eso era lo que quería hacer”, agrega Dorothy.

Hoy como operadora de vuelos y como instructora de astronautas, por fin Ruiz Martínez puede responder a sus propias preguntas y también las de niños y jóvenes a través de su trabajo de extensión con el ‘Grupo Hispano de Recursos para Empleados de Johnson Space Center’.

“Me llamaría capacitadora del espacio en el terreno y ama de llaves del control de misiones, haciendo que las cosas sucedan detrás de las escenas y guardando la seguridad de la tripulación”, explica la mexicana.

Dorothy pronto incursionará en el diseño de cohetes y se prevé que colabore en el control de vuelos de las próximas misiones a Marte.







Escrito por: Diego Velázquez R.