Header Ads

Migrante mexicano gana 9 doláres la hora por quitar caca de los pisos, no quiere regresar a México




Fotografía propiedad de: David Carrizales


San Antonio, Texas. San Antonio es unan ciudad fronteriza con una gran población de mexicanos, tanto residentes nacionalizados como inmigrantes ilegales. En el Centro Histórico los letreros en español y en inglés dan cuenta de la importancia de la comunidad de origen mexicana en la ciudad.

Sin embargo, según reporta el periódico El Universal, ya se empieza a sentir un clima de preocupación por las medidas políticas en materia de migración de Donald Trump.
  

Juan Reyna, un joven originario e San Luis Potosí teme que lo deporten. Apenas con veinte años se mudó Nuevo Laredo Tamaulipas con unos parientes y luego cruzó para Estados Unidos.

La situación en Nuevo Laredo, recuerda, se puso muy grave con la violencia. Levantaron a una sobrina de él y ya no se ha vuelto a saber de ella. 

Aquí puede ganar mucho más dinero. Le pagan nueve dólares por limpiar la caca de los pájaros, dice riéndose, pues limpia los aceras de una zona de locales y restaurantes.

La ciudad de San Antonio recibe a más de 25 millones de turistas al año y los mexicanos son una parte importante de los proveedores de servicios. Son miles de historias de mexicanos las que podrían contarse. Ahora con la administración estatal de Greg Abbott tienen miedo de ser deportados.

Una de estas personas es nieta de un revolucionario mexicano que luchó contra los federales y una soldadera. Se hace llamar Sarita para cuidar su identidad. Sus ascendientes se asentaron en Estados cuando las tropas ocuparon sus campamentos. Allí se dedicaron al algodón. Ella también teme, aunque es legal, pero no la deportación sino una guerra con México.

Y es que considera que Trump está loco y en cualquier momento se puede desatar una confrontación bélica.



Escrito por: Alexander Garín Rojas