Header Ads

Peña Nieto administró mal el dinero del pueblo y derrochó 65 mil millones de pesos






Ciudad de México.- ¿Y dónde quedó la austeridad? Revela la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que nuestro presidente, Enrique Peña Nieto, laceró de forma grave al erario mexicano por 65 mil 193 millones de pesos, solamente en el año 2015.

Ahora ya sabemos porque el ‘mega gasolinazo’ de inicios de 2017: la maquinaria peñista se ha vuelto adicta al dinero, a sus privilegios y a los impuestos.

En su tercer año de gobierno, EPN incurrió en severas irregularidades según confirmó el auditor superior de la federación, Juan Manuel Portal, luego de entregar a la Cámara de Diputados el informe de la revisión de la cuenta pública 2015.

Además, declaró que no se ha podido aclarar el destino de 215 mil 416 millones de pesos. ¿Se tratará del bestial gasto en publicidad favorable al presidente ese derroche al erario?

Ese dinero se habría gastado entre los dos últimos años de Felipe Calderón y los tres primeros de Enrique Peña Nieto.

El reporte es el resultado de las más de mil auditorias que se realizaron a gobiernos de los estados y a la administración federal.

El documento ‘Afectación al Erario Público’ puntualiza que del monto total observado de 65 mil 1943.8 millones de pesos, 33 mil 449.1 mdp corresponden a observaciones por el subejercicio registrado; 31 mil 744.7 millones de pesos corresponden a observaciones con impacto económico.

Así pues, establece Juan Manuel Portal que el segundo año de gobierno de Enrique Peña Nieto fue el que tuvo más irregularidades. 

Además el auditor dijo que aún falta por ‘solventar’ poco más de 146 mil millones de pesos, aunque es dinero del gasto federal que está pendiente de aclarar desde las cuentas públicas de 2011 a 2014.

Los ‘riesgos’ que observa la federación (amable palabra para describir posibles irregularidades, corruptelas y desvíos) son: afectaciones al erario público, inconsistencia entre resultados esperados y obtenidos, discrecionalidad en la toma de decisiones, archivos públicos deficientes, información financiera inadecuada y vulnerabilidad en las finanzas públicas.

Se destaca pues un potencial uso de inadecuado de los recursos y se pueden relacionar que las observaciones de la ASF tienen un impacto económico en el bienestar de las 
familias mexicanas.




Escrito por: Diego Velázquez R.