Header Ads

Peña Nieto y el dirigente del PAN ya tienen un plan para que no gane MORENA para el 2018






El pasado 20 de enero se llevó una reunión a puerta cerrada entre Ricardo Anaya y Enrique Peña Nieto para pactar con el fin de impedir el paso a la presidencia de López Obrador, el candidato que según las encuestas es el más fuerte hasta al momento, según reportan varios medios nacionales.

En esta reunión también estuvo Luis Videgaray Caso, acompañando a su jefe, Enrique Peña Nieto, y también Santiago Creel. Luis Videgaray fue el principal promotor de tales acuerdos que ya tenían fraguándose desde hace varias semanas, desde que Anaya tomara el control del panismo.

Anaya ya había revelado a varios gobernadores panistas que había un pre acuerdo con Enrique Peña Nieto, el cual se consumó en Los Pinos. Tal acuerdo implica que el Gobierno Federal apoye al candidato panista en las elecciones de 2018.

También se competieron ambas fuerzas políticas a jugar limpio en las elecciones del Estado de México, donde Peña Nieto apoyaría también a Josefina Vázquez Mota si ganaba las elecciones, disciplinando a los priistas mexiquenses.

Enrique Peña Nieto ganará igualmente si su primo Del Mazo o si Vásquez Mota llegan a la gubernatura del Estado de México. Pues cualquiera de lo dos candidatos protegerá a Peña Nieto para que se vaya a refugiar a su estado natal, una vez terminado su mandato.

Al unir las fuerzas, el PRI y el PAN buscan sacar de la jugada a Delfina Gómez, candidata de Morena que tiene el segundo lugar de las preferencia electorales desde antes de iniciar campañas. Así, una mujer será la encargada de vencer a otra.

De este modo, sacan de la jugada a los Calderones que estaban ambiciosos de volver a gobernar el  país y son los únicos que pierden, además de Morena.


Escrito por: Alexander Garín Rojas