Header Ads

Una pareja de ancianos fueron obligados a quitarse los zapatos para no ensuciar las oficinas del alcalde






La revista Proceso informó que un par de campesinos fueron obligados a quitarse sus sandalias para no ensuciar el pido de la alcaldía de Bacalar, Quintana Roo. Los afectados llevan por nombre Rosa Ranier García y Eddy García.

Ellos son originarios de la comunidad de Miguel Hidalgo y tienen 68 y 70 años. Fueron a ver al alcalde Alexander Zetina para pedirle apoyo de medicamentos para tratar el pie diabético de la mujer, ya que son muy pobres y no tienen recursos.

El diario Novedades de Q. Roo informó que los campesinos salieron de su comunidad a las 6 de la mañana y llegaron a las 2 de la tarde. 

La secretaria particular del alcalde les pidió a ambos que se quitaran las sandalias para no ensuciar el suelo. Luego los ignoró por más de una hora hasta que, cansados, se fueron.

A lo largo de todo el día no probaron alimento.

Se informa que la campesina lleva más de dos semanas con el pie hinchado, porque se lastimó a tratar de sacarse una uña enterrada, pero por su diabetes no ha podido curarse.
La misma enfermedad hizo que ella perdiera el ojo derecho hace algunos años.


Escrito por: Alexander Garín Rojas