Header Ads

Después de jugar en las Grandes Ligas, el alcohol, las drogas y las mujeres destruyeron su vida






 Jugar el deporte amado y ganar dinero con ello es el sueño de muchas personas. Sin embargo, cuando la riqueza y la fama llegan y no se pueden controlar, pueden sumir en la ruina a un jugador.

El dominicano Juan Domínguez fue lanzador en las Grandes Ligas en tres temporadas. Ahora está hundido en la pobreza y las drogas.

Un periodista del diario Listín encontró al ex lanzador de los Rangers y Atléticos en un estado de completo abandono, en una casa maltrecha, recordando sus glorias pasadas y enganchado a las adicciones.




El ex jugador de 35 años recuerda que terminado su paso por las Gran Ligas intentó hacer carrera en México con los Saraperos de Saltillo, pero solo pudo participar en un juego.

 “Me da pena y vergüenza de que yo tengo que reclamar ese problema que me está pasando porque yo gasté demasiado dinero”, dijo apenado Domínguez.

A pesar de todo, no pierde la esperanza de volver al deporte que tanto ama. “Yo quiero entrar a un centro de rehabilitación tan siquiera durar un año o dos, tranquilo ahí que cuando viene a ver puedo volver otra vez al béisbol”, confesó.






Escrito por: Alexander Garín Rojas