Header Ads

El alcalde "Layín" no roba poquito, desapareció 225 millones de pesos para su beneficio personal




Ciudad de México.- Todos los políticos están cortados con el mismo molde. Hasta los más bonachones resultan ser pícaros y descarados embusteros. 

Y no hablamos de los conocidos por sus desfalcos como Javier Duarte, Romero Deschamps o Guillermo Padrés. No, esta vez hablamos del bien encarado Hilario Ramírez Villanueva ‘Layín’ el ex alcalde del municipio de San Blas, perteneciente al estado de Nayarit; es el famoso ex edil que ‘robó poquito’. Sí como no.

La verdad es otra pues robó y mucho. Se ha destapado la cloaca que el dicharachero político intentaba tapara. Y la verdad es que la Auditoría Superior del Estado de Nayarit (ASEN) encontró operaciones irregulares por más de 225.3 millones de pesos en las dos gestiones de Hilario Ramírez, 2008-2011 y 2014-2017. 

Pese a esto, en nuestro México lindo y querido, el político nayarita se encuentra realizando compaña como candidato independiente a la Gubernatura de Nayarit sin que nadie lo detenga por los desvíos en su administración.

Actualmente ‘Layín’ goza del 10 por ciento de las preferencias electorales, según publican las encuestas de medios estatales y su popularidad sigue creciendo, preocupantemente.

Las auditorías en mención fueron realizadas durante cuatro años: 2009, 2010, 2011 y 2015. En éstas se detectaron errores y omisiones por más de 157.57 millones de pesos, además de operaciones financieras que constituyen un ‘daño a la hacienda pública’ por más de 65.96 millones de pesos.

También afectando a sus trabajadores

Además la ASEN encontró que se realizaron retenciones efectuadas a empleados del Ayuntamiento del Fondo Nacional de Fomento y Garantía para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot) y del Impuesto sobre la Renta (ISR) que no fueron reportados al Sistema de Administración Tributaria (SAT) por 23 millones de pesos. 

Estos no fueron dados a los trabajadores y sí terminaron en los bolsillos de Layín o de alguno de sus comparsas.

Además en la administración de don Hilario Ramírez se pagaron subvenciones a personal ajeno al Ayuntamiento por más de 20 millones de pesos en solo un año, gasto del cual no se ha reportado destino en ninguna de las carpetas. Además otros gastos como gasolina, peajes y hospedajes y una cuenta por más de 100 mil pesos en consumo de alimentos no fueron reportados al gasto de los libros de contabilidad.

Por si fuera poco, también se registran facturas falsas, transferencia de recursos a dependencias municipales con cheques a nombre de funcionarios por más de 11 millones de pesos; se suprimió el débito a deudores del ayuntamiento por más de 8 mdp, y se pagó obra pública inexistente.

Al respecto, el alcalde que robó poquito declaró: “Reconociendo en mi actual administración […] la falta de documentación e información en distintas áreas, a lo que me asalta la duda el porque (sic) en las auditorías anteriores que se realizaron a otras administraciones no se percataron de tales manejos”, se defendió el primer edil de San Blas con licencia sobre los señalamientos en su contra. 

Y ninguno de los responsables de la administración pública paga las consecuencias de sus actos.



Escrito por: Diego Velázquez R.