Header Ads

El Bronco amenazó al dirigente del PRI con quitarle sus concesiones de taxi



Jaime Rodríguez Calderón sigue en su plan de no creer en nadie y ahora se dirige hacia el líder del PRI Nacional para llamarlo ‘delincuente’, luego de que éste adquiriera un gran número de concesiones de taxis particulares. “El Bronco también apuntó que lo realizado por el dirigente tricolor es ilegal.
Después de que el dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Ochoa Meza, presumiera que había conseguido 18 concesiones de taxis a particulares, el Gobernador de Nuevo León –bragado y directo como es- salió a realizar sus comentarios sin empacho y apuntó que la acción es ilegal. 
“Ninguna concesión puede ser adquirida. Las concesiones son propiedad del Estado y las pone a disposición de un particular, pero ese particular no puede vender ni transmitir ni trasladar esa concesión”, espetó el mandatario estatal.
“El que compra y el que vende está cometiendo un ilícito y el estado puede cancelar esas condiciones”, agregó ‘El Bronco’.
Según datos de la Agencia Estatal de Transporte (AET), Ochoa Reza dispone de 18 permisos para operar taxis metropolitanos en Nuevo León; estas concesiones se habrían entregado durante la administración de Rodrigo Medina Mora.
El 80 por ciento de las concesiones de taxis en Nuevo León son operadas por políticos, sindicatos y empresarios; apenas el 20 por ciento cae en manos de ciudadanos comunes.
Y aunque Ochoa Reza intentó defenderse diciendo que no eran concesiones irregulares, sino que se compraron a particulares, ahí fue cuando Jaime Rodríguez Calderón lo atrapó con el argumento legal.
Sobre el tema, Jaime Rodríguez agregó: “Mal hecho, es un delincuente. Punto, no tenía que haber hecho eso. El que haga eso está delinquiendo, es un delito”, aseveró El Bronco.
Al respecto el mandatario de Nuevo León dijo que se revisará el tema, no sin antes lanzarse contra los diputados federales y locales del Partido Revolucionario Institucional a quienes ve como tibios y de doble moral: 
“No escuché a los diputados del PRI qué opinan de su presidente de partido; ayer estaba muy bravo Héctor García conmigo y ahora no veo que la agarren con su presidente. Ahí es donde estamos actuando con la doble moral”, finalizó.



Escrito por: Diego Velázquez R.