Header Ads

El torero mexicano corneado se recupera lentamente, fue intervenido quirúrgicamente en sus partes nobles..



Ciudad de México. - Después de sufrir tremenda cornada el día domingo, el torero Antonio Romero se recupera favorablemente de un desgarre an-al que le provocó el animal de lidia dentro del ruedo de la Plaza México. ¡Olé!

Durante la Segunda Corrida de la Cuaresma celebrada en la CDMX, la ganadería de Piedras Negras volvió a presentarse luego de 22 años con bravísimos toros. 

El zacatecano Antonio Romero fue el que salió peor librado de la tarde, pues pese a que había realizado buena faena, el bravo toro que enfrentó terminó por coge-rlo de fea forma sobre la arena del Coso de Insurgentes. 

Caporal, la bestia de más de una tonelada de peso lo cornó del an-o provocándole severa lesión en el esfínter y el recto.

Fue llevado a la enfermería de la Plaza México y de allí a un hospital para ser intervenido quirúrgicamente. Al respecto, el médico Rafael Vázquez Bayod espetó: Ameritó una cirugía conocida como control de daños, que es un primer tiempo en el que lo importante es controlar la hemorragia y que pueda salvar la vida”.

Sin embargo, el matador Antonio Romero no se encuentra fuera de peligro. Queda que le realicen una colostomía para que haya un tránsito normal entre el estómago y el recto. 
"La cornada es muy grave y severa, pone en peligro la vida y el equipo que llevó a cabo la cirugía es encabezado por el doctor Sánchez Robles, que es cirujano de colon y recto, y hasta el momento va bien”, explicó Vázquez Bayod.

Este "arte" tiene su precio. A veces se derrama sangre de matadores y no de los animales de lidia.



Escrito por: Diego Velázquez R.